Hoy, cocinamos una receta muy tradicional italiana. Los gnocchi.

Encontrareis recetas con o sin huevo, en Food Romance nos decantamos por la receta con huevo, así que es la que os compartimos hoy.

La receta es muy fácil, si bien formarlos lleva tiempo, y hay que comerlo recién hechos, que es como realmente están buenos. Eso sí, los gnocchi de huevo congelan muy bien así que os animo a hacerlos y congelar lo que os ha sobrado

Sobre todo, vais a ver que los gnocchi caseros no tienen nada que ver con los comprados, así que no lo dudéis.  ¡A la cocina!

➡️ Ingredientes  para 6

  • 1 kg de patatas para hervir.
  • 300 gr de harina + un poco más para la encimera
  • 1 huevo M
  • Sal
  • Nuez moscada

➡️ Material

  • Una cacerola, un pasa pure, un rallador, una cuerna, un tenedor o una tabla de madera ara gnocchi

➡️ Preparación

    1. Poner las patatas en la cacerola, con la piel, cubrir de agua fría, añadir sal y poner a cocer. El tiempo dependerá de su tamaño. Tienen que estar hechas, es decir que podéis entrar la punta del cuchillo fácilmente en ellas.
    2. Pelar las patatas cuando todavía estén calientes y pasar por el pasa pure, o machacar con un tenedor hasta tener un pure fino.
    3. Pasar sobre la encimera previamente un poco enharinada.
    4. Dejar entibiar.
    5. Hacer un volcán en el pure de patatas poner dentro la mitad de la harina, el huevo, una pizca de sal y rallar un poco de nuez moscada e ir integrando poco a poco a la patata con la ayuda de la cuerna.
    6. Añadir el resto de la harina y amasar hasta obtener una bola lisa y homogénea.
    7. Cortar en trozos para formar unos cilindros de masa de 1-2 cm de largo y cortar en trozos de 1 cm.
    8. Si tenéis la tabla de madera a hacer gnocchi formar los gnocchi. Si no, enharinar un poco y enrollar en el interior de un tenedor para crear unos surcos y que se quede un agujero en el interior. Enharina y colocar encima de un trapo, los unos al lado de los otros
    9. .

    Nota que los agujeros y los surcos como para los que hay en la pasta, tienen como fin que los gnocchi cogen mejor la salsa ya que se quedara en su interior. Con lo que, dependiendo de si la salsa es fluida, no son imprescindibles.

    1. Poner una cacerola de agua con un poco de sal a hervir.
    2. Poner delicadamente los gnocchi en el agua hirviendo.
    3. En cuanto salen a la superficie es que están. Escurrirlos delicadamente con la espumadera y sazonar.

    Ten cuidado, No dejes tus gnocchi secarse demasiado tiempo en el trapo, como mucho una hora, recuerda que los gnocchi se tienen que hacer frescos. Por eso, a lo mejor, es más cómodo congelarlos. La otra manera, según la salsa en la cual los vas a meter es cocerlo, ponerlos en la salsa y a la hora de comer recalentarlos en su salsa.

    Encontrarás en nuestra tienda online todo el material para realizar esta receta. Y si quieres descubrir más sobre cocina italiana, no dudes en mirar nuestros cursos en el calendario de cursos.

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comentar la entrada

16 − ocho =