Esta receta de crepes caseros y fáciles es la que encontramos en los restaurantes para los “saquitos”.

Es una receta rápida, sencilla y funciona muy bien, lo que la hace ideal para un desayuno o una merienda con niños.

➡️ Ingredientes

  • Medio litro de leche.
  • 250 g de harina.
  • 25 g de azúcar – opcional, yo no lo pongo.
  • Una pizca de sal.
  • 3 huevos.
  • 50 g de mantequilla.

 

Para dar un color más bonito a la crepe, se puede preparar la mantequilla avellana (beurre noisette)

➡️ Preparación

  • En un cuenco, tamizar la harina y agregarle la sal.
  • Hacer un pozo, donde añadiremos los huevos y el azúcar si se pone. Ir mezclando bien.
  • Es importante obtener una masa homogénea, así que una vez mezclados los huevo con el harina poner un poquito de leche para ir mezclado bien.
  • Añadir la mantequilla, mezclando bien.
  • Incorporar el resto de la leche.
  • Mezclar bien para que la masa este homogénea y fluida.
  • Tapar con un film y dejar reposar 20 minutos antes de hacer las crepes.
  • Para cocer, tenemos que elegir una sartén que tenga los bordes bajos, lo que facilita la tarea a la hora de darle la vuelta.
  • Se calienta la sartén y se engrasa con mantequilla en papel absorbente.
  • Hay que verter la cantidad justa de masa necesaria a la crepe en una sola vez y girar ligeramente la sartén para que se vaya repartiendo la masa de manera uniforme.
  • Cuando el primer lado esta dorado (se despega bien la crepe en el lado) se da la vuelta a la crepe con la ayuda de una espátula.

Preparación crepes caseras y sencillas
 
Estas crepes caseras y fáciles se pueden rellenar, de salado o de dulce.

¡También hacer saquitos o comer solas con un poco de azúcar o de cacao encima!

 

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comentar la entrada

5 − 4 =