Mandolina

Ya llega la temperada de las tartas saladas y la esaladas. Pero te cuesta bastante preparar todo esto porque gastas mucho tiempo en cortar las verduras. Y ¿por qué no encontrar una solución en los utensilios de cocina?

En Food Romance estamos fan de la mandolina y te vamos a explicar por qué.

Las ventajas de una mandolina en la cocina

Con una mandolina, es tan sencillo, como en un juego de niños, para cortar patatas, zanahorias o calabacines en un tiempo récor, incluso con grandes cantidades.

Además, tiene un corte muy regular que te facilita una cocción mucho más homogénea y una presentación digna de los grandes chefs.

Con una mandolina, tienes un corte muy preciso, hasta muy fino, sin dañar a los alimentos, como no es el caso con un robot eléctrico o con un cuchillo.

¿Cómo elegir tu mandolina?

Tienes que saber qué tipos de cortes realizas con más frecuencia: en lonchas, en rodajas, en cubitos, en palitos…También, tienes que saber que la mandolina se puede sustituir a un rallador para preparar por ejemplo deliciosos coleslaws o extraer la cáscara de un cítrico.

La mandolina Swing de De Buyer

En Food Romance, hemos elegido para ti la mandolina Swing de De Buyer porque es un utensilio muy bien pensado con una calidad de cortes impresionante y un nivel de seguridad máximo por la ergonomía de su protector y sus pies antideslizantes. Es muy fácil de usar ya que todos los accesorios se introducen fácilmente en la mandolina. Además, es muy compacta para guardarse en todas las cocinas.

Es una herramienta muy completa que funciona tanto como una mandolina clásica pero también como para rallar alimentos con múltiples tipos de cortes y grosores de rallado. Dispone de dos cuchillos de doble uso para laminar, laminar con estrías, cortar en juliana o rejilla, con la posibilidad de elegir el ancho.

Descubre la mandolina Swing De Buyer en Food Romance c/ Ulises 49 o en nuestra tienda online de utensilios de cocina.

Crédito fotos: De Buyer y Food Romance Company

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comentar la entrada

cuatro × tres =