cocina libanesa

El cruce entre occidente y oriente, el mestizaje de culturas y de religiones ha aportado al Líbano una gastronomía muy rica y diversa, inspirada de la cocina turca, árabe y con influencias de la gastronomía francesa. Descubre con Food Romance la gran riqueza de esta cocina.

Una situación geográfica increíble

El Mediterráneo, cuna de tres religiones monoteístas ha sido el escenario, a lo largo de la historia, de intercambios culturales y gastronómicos. En el Líbano, epicentro del encuentro de civilizaciones y religiones, la proximidad tanto del mar como de la montaña, produjo una cocina original convirtiendo cada plato en una fiesta. Allí, el momento de la comida es un momento privilegiado ya sea en familia o entre amigos. Cantidad y calidad se unen sobre todo con los mezzés, un surtido de platos variados, que pueden alcanzar en ciertas ocasiones hasta cien deliciosos platitos.

La gastronomía del Líbano representa muy bien la dieta mediterránea. Incluye abundancia de frutas, verduras y aceite de oliva.

Se come más aves que carne roja, y ésta consiste generalmente en cordero. A pesar de una costa muy importante con sus 225 km, el pescado no tiene mucha importancia en el día día.

Sus ingredientes principales

El clima es bastante temperado con estaciones equilibradas y una vegetación abundante. La llanura de la Békaa fue durante mucho tiempo considerada como el granero del imperio romano.

El boulgour, el trigo machacado, se convierten en el ingrediente de base. Se emplean los yogures, los quesos, pepinos, bejenrenas, los guisantes, nueces, tomates y el sésamo en todas sus formas. Se añaden gran variedad de hierbas y especias obteniendo así una combinación de platos infinitos.

 

Los platos

el Kibbeh, un relleno de carne a base de cordero con cebolla o piñones, el chich taouk, pollo marinado y luego asado, mjaddara y mdardara a base de lentejas, son unos de los platos mas conocidos de la cocina libanesa.

El mezzé es un surtido de platos variados servidos como entrante. TabouléKebbé, Humus, Foul, Mtabal, Fatoucje, Chankliche, etc.  se comen generalmente en pocas cantidades con un trozo de pan libanes.

La pastelería libanesa es muy variada. La Baklawa y la quaricha, con base de leche hervida y miel,  son muy representativos de libano como tambien el maamoul , pastel a base de sémola con dátiles.

En Food Romance te enseñaremos los secretos de la cocina libanesa.  No te pierdes nuestro curso de cocina libanesa el próximo 22 de abril. Apúntate aquí

 

Print Friendly
Share
This

1 Comentario

  1. Buen articulo!
    Indispensable para conocer un poco más esta cultura gastronómica.
    Saludos.

Comentar la entrada