El cuchillo es la herramienta principal del cocinero, y tenerlo bien afilado es indispensable. El afilado se tiene que hacer de manera regular. En un post anterior, os contamos las diferentes maneras de afilar los cuchillos. Pero, cuando nuestros cuchillos ya no tienen filo lo mejor es usar una piedra de afilar que nos va a proporcionar un resultado perfecto y duradero con un desgaste mínimo del cuchillo. Os explicamos como usarla para conseguir un afilado impecable.

 

🔪 ¿Por qué afilar con una piedra?

la piedra es la primera herramienta que se comenzó a utilizar y es la herramienta original del afilador. Hoy en día, es una de las herramientas mas más utilizadas para afilar los cuchillos. Tiene la ventaja de poder volver a crear el filo a un cuchillo. Hay varios tipos de piedras, algunas se componen de materias compuestas, como por ejemplo las de corindón. Estas piedras se aconsejan para los cuchillos con un índice de dureza de la hoja elevado.

Otras piedras son piedras naturales provienen principalmente de las canteras y están compuestas a menudo de gres o de pizarra, ideales para afilar sin dañar tanto a cuchillos de cocina como cuchillos de mesa.

Las piedras se diferencian las unas de las otras según el tipo de grano que poseen. De hecho, algunas son más gruesas en términos de grano y servirán para afilar los cuchillos más dañados. En cambio, otras son más finas y permiten afilar cualquier tipo de cuchillo, pudiendo dedicar así más tiempo a aquellos que lo necesitan.

La piedra que recomendamos con nuestra gama de Cuchillo Opinel viene de Lombardía y posee un grano fino. La piedra de Lombardía es muy conocida por su calidad: presenta una superficie totalmente regular y no posee ninguna veta que pueda interferir en el proceso de afilado.

🔪 ¿Qué tipos de cuchillos se pueden afilar?

A diferencia de los afiladores manuales y eléctricos que no se recomiendan para cierto de tipo de cuchillos como los cuchillos japoneses, la piedra de afilar es la herramienta que permite afilar todo tipo de cuchillos (salvo los cuchillos dentados que requerirán un profesional o cambiarlos, ya que su afilado no es posible con las herramientas que tenemos en casa). De hecho, la piedra es la herramienta ideal no solo para nuestros cuchillos de cocina, sino también para nuestros cuchillos de mesa o las tijeras. También se pueden afilar con la piedra los cuchillos con hoja con borde redondo: tan solo hay que seguir cuidadosamente el filo de corte y el borde redondo.

Lo que sí es importante respetar según el tipo de cuchillo es el ángulo de afilado, por ejemplo, de 20º para unos cuchillos japoneses o cuchillos de hojas negras que se pueden dañar fácilmente.

🔪 ¿Cómo se debe usar la piedra de afilar?

 

A continuación, os compartimos los consejos que nos da Opinel para afilar correctamente los cuchillos con una piedra de afilar.

La primera etapa consiste en remojar la piedra en agua durante unos minutos antes de su uso para que esté bien humedecida. Es importante mojar la piedra para que la limadura del acero y el polvo de la piedra no se atasquen en las porosidades.

 

 

 

Una vez que la piedra esté bien húmeda, es hora de pasar al afilado. Se aconseja dejar un ángulo de 20° entre la hoja y la piedra para no dañar ni la hoja ni el filo de corte. Para asegurarte de que el ángulo es de 20°, simplemente sitúa el pulgar en la parte posterior de la hoja y colócalo contra la piedra. Después, desplaza el cuchillo hacia el exterior, efectuando una ligera presión y siguiendo todo el filo de corte. Si afilas regularmente tus cuchillos, basta con realizar 5 pasadas.

 

 

 

 

Luego, gira el cuchillo hacia el otro lado y repite la misma operación, colocando esta vez el dedo índice en la parte posterior de la hoja para respetar el ángulo de 20°. Si la piedra comienza a secarse, no dudes en mojarla de nuevo

 

 

 

Ven a descubrir nuestros productos de afilados y nuestra gama de cuchillos de cocina en nuestra tienda online o en nuestra tienda de Madrid, calle Ulises 49.

 

 

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comentar la entrada

7 + 15 =